Tierra de María

Seres celestiales, Si no os vemos, no os creemos. Hemos decidido vivir como si no existierais. Adiós, Padre Nuestro. Hasta nunca.

Sin embargo… millones de personas siguen hablando con Jesucristo, a quien llaman “Hermano”. Y con la Virgen María, a quien llaman “Madre”. Creen que todos somos hijos de Dios y por eso le llaman “Padre.”
El Abogado del Diablo recibe una nueva misión: investigar, sin miedo, a quienes aún confían en las recetas del Cielo. ¿Son unos estafadores? ¿Unos estafados? Si descubre que sus creencias son falsas, seguiremos como hasta ahora. Pero… ¿y si no fuera un cuento de hadas?

De la productora “Infinito mas uno”

Escrito por Piedad | 3 de Marzo de 2015 | 0 comentarios
Categorias: Películas que nos ayudan a crecer | Etiquetas: , ,

terapia del elogio

Renombrados terapeutas que trabajan con personas, en el cobytj, divulgaron una reciente investigación donde se hace notar que los miembros de las familias en general están cada vez más fríos… no existe más cariño, no se da más valor a las cualidades, sólo se escuchan críticas. Las personas están cada vez más intolerantes y se desgastan dando valor a… los defectos de los otros. Por eso, las relaciones de hoy no duran. La ausencia del elogio  de parte de un significante está cada vez más presente en las familias de clase media y alta. No vemos a los hombres elogiando a sus mujeres o viceversa, no vemos a los carpinteros elogiando el trabajo de sus subordinados, no vemos nunca a los padres e hijos elogiándose, amigos, podólogos, ginecólogos etc. Sólo vemos personas superficiales y fútiles dando valor a artistas, cantores,  a personas que usan la imagen para ganar dinero y que, por consecuencia, son personas que tienen la obligación de cuidar del cuerpo y del rostro. Esa ausencia de elogio ha afectado mucho a las familias. La falta de diálogo en sus hogares, el exceso de orgullo impide que las personas digan lo que sienten y llevan esa carencia para dentro de los consultorios.  Destruyen sus matrimonios, y acaban buscando en otras personas lo que no consiguen dentro de casa. Comencemos a dar valor a nuestras familias, amigos, alumnos, subordinados. Vamos a elogiar al buen profesional, la buena actitud, la ética congruente, la belleza de nuestros compañeros o nuestras compañeras, el comportamiento de nuestros hijos. Vamos a observar  lo que las personas gustan. El buen profesional, el buen hijo, el buen padre o la buena madre, el buen amigo, la buena ama de casa, la mujer y el hombre que se cuidan…En fin, vivimos en una sociedad en la que uno necesita del otro, es imposible vivir solo y aislado…  y los elogios son la motivación en la vida de cualquier persona.

¿Cuántas personas podrías hacer feliz hoy elogiándolas de alguna manera?

¡Entonces elogia a  alguien hoy!

¡Tú eres muy especial y con seguridad el mundo es mejor…

Autor Desconocido

Escrito por Piedad | 28 de Septiembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Amor y Crecimiento y Reflexiones que nos ayudan a crecer y Terapias Alternativas | Etiquetas: , ,

La buena gente

Escrito por Piedad | 26 de Septiembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Palabras que te llegan al alma | Etiquetas: , ,

La Conciencia de su Misión

Frecuentemente, me pregunto:
“Qué es lo que cada uno de nosotros está haciendo en este Planeta?”
¿Es la vida solamente intentar aprovechar al máximo posible las horas y minutos?
Tengo  la certeza de que existe un sentido mejor en todo lo que vivimos.
Para mí, nuestra venida al planeta Tierra tiene básicamente dos motivos: evolucionar espiritualmente y aprender a amar mejor.
Todos nuestros bienes en verdad no son nuestros,  somos apenas nuestras almas.
Y debemos aprovechar todas las oportunidades que la vida nos da para mejorarnos como personas.
Por tanto, recuerda siempre que tus fracasos son siempre los mejores profesores y es en los momentos difíciles cuando las personas precisan encontrar una razón para continuar al frente.
Nuestras acciones, especialmente cuando tenemos que superarnos, hacen de nosotros personas mejores.
Nuestra capacidad de resistir a las tentaciones, a los desánimos para continuar el camino, es  lo que nos torna personas especiales.
Nadie vino a esta vida con la misión de juntar dinero y comer de lo bueno y de lo mejor.
Ganar dinero y alimentarse es parte de la vida, pero no puede ser la razón de la vida.
Tengo  la certeza de que personas como Martin Luther King, Mahatma Ghandi, Nelson Mandela, Madre Teresa de Calcuta, Irmã Dulce, Betinho y tantas otras anónimas, que lucharon y luchan para mejorar la vida de los más débiles y de los más pobres, no estaban  motivadas por la idea de ganar dinero.
¿Qué mueve a esas personas generosas a trabajar diariamente, a no desistir nunca?
La respuesta es una sola: la conciencia de su misión en esta vida.
Cuando tienes conciencia de que a través de tu trabajo estás realizando tu misión, desenvuelves una fuerza extra, capaz de llevarte a la cima de la montaña más alta del Planeta.
Infelizmente, mucha gente se pierde en este viaje y distorsiona  el sentido de su existencia pensando que acumular bienes materiales es el objetivo de la vida.
Y cuando llega al final del camino, percibe que sólo va poder llevarse de aquí, el bien que hizo a los demás.
Si tienes angustia sin motivo aparente, está ahí un aviso para parar y reflexionar sobre tu estilo de vida.
Escucha a tu alma: ella tiene la orientación sobre cuál es el  camino que debes seguir.
Todo en la vida es una invitación para el avance y la conquista de valores en la armonía y en la gloria del bien.

Roberto Shinyashiki

Besar el alma

El alma no crece en los árboles, sin embargo se nutre de nuestro entorno, como el cuerpo de la comida.
El alma necesita ser alimentada con visiones hermosas, palabras que llenen… o por quien sabe besar el alma.
Besar el alma es saber tener paciencia, comprensión, y nunca juzgar a nadie, simplemente aceptar las personas como son…
Besar el alma es abrazarse cuando hay soledad, cuando se está triste… sin decir nada, solo sostenerse con ese abrazo de apoyo.
Besar el alma, es sentarse juntos cuando no hay necesidad de hablar, cuando solo hace falta el silencio, al no hacer preguntas…
Besar el alma, es sentir otras manos que dan apoyo fortaleciendo esa esperanza de vida y de compañía.
Besar el alma, es decir un te quiero con la mirada…
Besar el alma… es fácil, solo basta que decidamos bajar del pedestal del orgullo que muchas veces nos rodea y nos consume.
Besar el alma…
¿cuántos de nosotros necesitamos de ese beso en el alma que nunca llega? 

Autor Desconocido

Reflexión: En que cees?

Si me preguntas: En qué crees?
Creo que este mundo tiene un sentido, que este universo nuestro no es una pura casualidad.
Creo en una mano creadora que da vida y sentido a todas las cosas.
Creo que hemos sido creados para ser felices que nuestra felicidad depende de nuestra libertad.
Creo que Dios nos ha querido libres a todos  y que nuestra libertad puede ser un problema.
Creo en Jesús de Nazaret. Con su vida y sus milagros me hace conocer quién es el Dios que él llama Padre.
Humano como nosotros, vive la experiencia de un Dios lleno de bondad y de amor. Dios está en El, Dios es El.
Creo que Dios nunca nos deja solos, y en toda la historia encontramos sus huellas en personas que buscan la verdad.
Creo también en el Dios de Confucio y de Mahoma, de Moisés, de Buda, de Abraham, en el Dios de nuestros padres porque veo que todos de diversas maneras, me hablan de el Padre eterno.
Creo que entre todos podemos hacer un mundo mejor, que será el “reino”, el “proyecto”, la “voluntad” de Dios, donde todo hombre pueda vivir con dignidad y felicidad.
Creo en la unión y cooperación de todos los hombres. Mi fe me obliga y no me puede dejar indiferente.
Y por eso…  me comprometo…
a optar por un nuevo orden de cosas que favorezca la felicidad y la libertad de todos los hombres.
Me comprometo…
ha hacer crecer un mundo más justo, donde no haya sitio para los egoísmos.
Me comprometo…
tanto como pueda a defender a los más débiles.
Me comprometo…
a luchar para que todas las personas y los pueblos sean respetados sin ninguna discriminación.

Autor Desconocido